El poder de las manos

Las manos

El hombre común emplea las manos para asir y retener y adquirir lo que quiere para sí y para satisfacer sus deseos egoístas. En el ser espiritual las manos todavía son el símbolo de la adquisición, pero sólo toman lo que necesitan para ayudar al grupo y liberar inmediatamente lo adquirido para ese fin. Pero se pueden utilizar para que todo lo que está acumulado en el divino depósito para quienes se trata de ayudar.
Como centros de fuerza las manos desempeñan un papel muy importante, y esto es poco comprendido. Es un hecho oculto que las manos de un adepto a reiki, a una religion, o simple esoterista, las manos de una madre con su hijo se convierten en trasmisores de energia espiritual. La imposicion de las manos no es una frase trivial ni está limitada solamente a las operaciones del apostolado de cualquier fe. La imposición de las manos, ocultamente, puede ser estudiada bajo cuatro aspectos:

1. En la curación. En este caso la fuerza que fluye a través de las manos viene de una fuente dual y por medio de dos centros etéricos, el bazo y el corazón.
2. En la estimulación de un centro específico. La energía empleada en este caso viene de la base de la columna vertebral y de la garganta y debe ir acompañada de palabras apropiadas.
3. En el trabajo de vincular al hombre con su ego. La fuerza empleada aquí debe ser recibida desde tres centros etéricos, el plexo solar, el cardíaco y el centro entre las cejas.
4. En el trabajo grupal. Aquí se utiliza la energía que emana del ego por medio del chakra coronario, el centro laríngeo y la base de la columna vertebral.

Puedes enviar un comentario, o trackback.

Enviar un comentario

You must be logged in to post a comment.